BACK

Información sobre…

Hormona antimülleriana, AMH

Información general

La hormona antimülleriana (AMH, por sus siglas en inglés) o sustancia inhibidora mülleriana (MIS, por sus siglas en inglés) es una glicoproteína dimérica que se restringe a las células de Sertoli en los testículos de un varón cuando todavía es un feto y después de haber nacido y, en el caso de las mujeres, se restringe a las células granulosas de los ovarios tras el nacimiento.

Función

Desde el nacimiento hasta la pubertad, el tamaño del ovario y la presencia del folículo antral aumentan de forma gradual (con un ligero incremento hacia el inicio de la pubertad) y alcanzan sus niveles máximos tras la pubertad. La reducción de la reserva ovárica relacionada con el envejecimiento en una mujer se debe a la disminución de la cifra total de folículos. Tras la menopausia, la AMH se reduce hasta niveles muy bajos, momento en que la reserva ovárica se agota por completo.

AMH: ¿es el biomarcador actual de la fertilidad en mujeres?

En algunos estudios se ha observado que a cierta edad, niveles más elevados de la AMH correlacionados con las reservas ováricas mejoraron la posibilidad de obtener resultados satisfactorios mediante fecundación in vitro (FIV).
Pertenece a la familia del factor de crecimiento transformante β. La AMH realiza diferentes funciones fisiológicas y, aunque puede aplicarse en numerosas áreas, hasta el momento se ha utilizado principalmente para la FIV y la fertilidad.

Corte transversal de un folículo ovárico. En la mujer, las células granulosas ováricas producen la AMH en bajas cantidades después del nacimiento y hasta la menopausia y, posteriormente, deja de ser detectable.

Corte transversal de un testículo. En el varón, las células de Sertoli segregan la AMH.

Se ha observado en algunos estudios que la concentración sérica de AMH está directamente relacionada con la cifra total de folículos antrales.⁴

Utilidad de carácter diagnóstico de en la salud masculina Retraso / Precocidad de la Pubertad.⁵